domingo, enero 08, 2012

Un caso de conciencia

Es una novela de ciencia ficción publicada ya hace algunas decadas en la maravillosa colección Super Ficción, que publicara editorial Roca de España. Su autor es James Blish, del cual he de confesar no he leido nada adicional. La novela se encuentra en varias editoriales, entre ellas una edición análoga de Orbis en la colección "Biblioteca de Ciencia Ficción".
Título original: A Case Of Conscience
Año de publicación: 1958
Editorial: Martínez Roca
Colección: Super Ficción nº 17
Traducción: Mircia Bofill
Edición: 1982
ISBN: 978-84-270-0397-2


Sinopsis de contraportada:
El padre Ruiz-Sánchez no es sólo un sacerdote, sino además un sabio; y no sólo un sabio, sino además un tipo humano. Por eso, al llegar al planeta Litinia, cuyos habitantes -reptiles dotados de inteligencia- únicamente creen en la razón pura, el padre Ruiz-Sánchez se ve confrontado a un problema teológico de cuya solución puede depender el porvenir de dos mundos. Desgarrado entre las enseñanzas de su fe, las de su ciencia y las íntimas exigencias de su humanidad, sólo un camino parece ofrecérsele: el de la herejía.

Comentarios.
Al menos he sabido de esta novela desde hace 20 años. La conseguí y, por razones que no logro comprender, hasta ahora la leí. La novela es interesante porque promete una historia donde los cimientos de un religioso se veran en riesgo ante una situación propia de la exploración interestelar. No debe de extrañar una confrontación así, pues la religión es una herencia cultural de siglos o milenios atrás, que no tan facilmente puede adaptar su rigidez a los nuevos descubrimientos científicos o prepararse para lo que nos depare el encuentro con vida inteligente más alla de nuestro planeta.
James Blish hace un planteamiento sumamente interesante de la exploracion del planeta Litina, donde la especie inteligente ha desarrollado una sociedad casi utópica pero sin pasar por muchos de los planteamientos éticos o morales que supondríamos normal en una civilización. Eso lleva a sospechar al sacerdote Ruiz-Sanchez que en esa sociedad litina hay "gato encerrado". Y su planteamiento es tan original, como escandaloso y sacrílego a la vez: ese planeta y sus criaturas son obra de Satanás.
A raiz de allí las cosas se ponen muy prometedoras cuando la expedición regresa a Tierra. El sacerdote sera juzgado por herejía, y además traen a bordo un embrión de litino que deberá desarrollarse entre la sociedad terrestre. En este punto tan prometedor, la novela parece perder la brujula por un momento. Pero después la recupera espectacularmente cuando nos topamos con el embrión ya convertido en adulto y desarrollandose en el planeta Tierra, y desestabilizando con su inteligencia a la sociedad terrestre. Hasta parecía que la novela tendría un desarrollo más espectacular que "Destructor Negro" de E.A. Vogt. Pero ya para los ultimos capitulos, !oh decepción!
Todo termina abruptamente en un final al estilo Twilight Zone (Dimension Desconocida).
Creo que esta novela tenía mucho más para dar, pero Blish no supo llevarla a buen puerto. Creo que el gran problema fue que sus ideas eran geniales, pero no para una sola novela. El material era adecuado para un cuento corto con un final sorpresivo tipo Twiligth Zone y una novela con un mejor desarrollo de las consecuencias de las acciones del litino, donde el problema y el climax nos dejaran un mejor sabor de boca.
Aun así la recomiendo como lectura para todos aquellos que gusten de la ciencia ficción. Pero sobre todo para aquellos que tienen el gusto por escribir sobre el genero. Creo que aprenderan mucho de como desarrollar ideas, pero tambien "que no deben hacer como escritores".

1 comentario:

Anónimo dijo...

la recomiendo 100%..ciencia ficcíon con enfoque humanista y filsófico.....como las obras de Ray Bradbury