lunes, enero 02, 2012

Desempolvando mi biblioteca

Empezamos año y también inicio un mini proyecto que espero les resulte de interes. Se trata de echarme un clavado a mi biblioteca e ir extrayendo uno a uno los libros que he leido para reseñarselos en este blog. En la medida de lo posible publicaré la portada, los datos editoriales y haré una reseña y mis comentarios personales del libro. Por un lado podré recordar viejas lecturas y por otro bien puedo picar la curiosidad de mis cuatro lectores para buscar en  librerias de viejo algunos de los titulos que comento, o incluso conocer autores de los cuales no sabian nada.
Agrego la advertencia que no son títulos recientes. En realidad, los tiempos en que compraba y leía compulsivamente los he dejado atrás. Así que la mayoría de los títulos pueden estar descatalogados, pero aun así son localizables en librerías de segunda mano - así yo armé mi biblioteca - o en librerías en linea que incluyen en sus catálogos libros de muchos años atrás. Algunos títulos son clásicos o de autores fallecidos hace décadas, por lo cual los derechos de autor pueden haber caducado y sea factible encontrarlos en internet como archivo o ebook sin gran problema.

Los libros que reseñaré son de muy diversos tópicos. Ciencia, ficción, escepticismo, fenómenos insólitos, comics, arqueología. Temas tan diversos como amplio sea mi interés. Por supuesto trataré de facilitar el filtrado de las reseñas mediante las etiquetas (tags) que el blog facilita.
No puedo determinar la periodicidad de estas reseñas, y tampoco la profundidad de las mismas, pues hay libros que he leido hace mucho y su recuerdo no puede ser tan claro como aquellos que recientemente me hayan cautivado. Pero el ejercicio, como he dicho solo busca detonar entre los lectores un interes por seguir leyendo e ir descubriendo nuevas lecturas y nuevos tópicos.

En lo personal, siento que este miniproyecto implica un riesgo para mi intimidad. Creo que los libros de mi biblioteca dictan la persona que soy. Es algo así como: "dime que has leido y te diré quien eres". Pero la verdad creo que hay personas que estan en condiciones mucho mas tristes y patéticas. Si lo dudan preguntenle a Enrique Peña Nieto, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de Mexico. En la feria internacional del libro de Guadalajara, hace unas semanas, alguien le preguntó si podía mencionar tres libros que hayan sido inspiradores para él.

El muy bruto no pudo mencionar ni uno solo.

De milagro pudo mencionar la Biblia, y de lo demas, ni siquiera un esbozo de lo que trataban otros libros que presuntamente habría leido. Un hecho espantoso de alguien que presuntamente tiene titulos y maestrias y hasta presume de escribir uno o dos libros. De una persona en una situación social y económica adversa, puedo aceptar que no lea libros, pero en un individuo que quiere mostrar una imagen de emprendedor y con buena capacidad adquisitiva, el no leer libros resulta imperdonable.

Ojala todos tomemos como lema esa frase que dice "no hay nada mejor que leer un buen libro", y de paso nos forjemos un buen criterio de "qué es bueno leer y que no". Porque al igual que en cualquier medio informativo, hay libros que valen la pena y libros que son una basura.

No hay comentarios.: