jueves, enero 26, 2006

Astrónomos hallan planeta parecido a la Tierra

Un equipo internacional de investigadores descubrió el astro bautizado como OGLE-2005-BLG-390Lb.

Un nuevo planeta con características similares a la Tierra fue descubierto por un grupo internacional de astrónomos mediante una red de telescopios repartidos por todo el mundo, informó este miércoles el Observatorio Europeo Austral (ESO) desde su sede en Santiago de Chile.

Puesto que el objeto tiene una masa aproximada equivalente a 5.5 veces la de la Tierra, esto lo convierte en el exoplaneta más pequeño jamás detectado en torno a una estrella normal, y el hallazgo sugiere que planetas parecidos a la Tierra abundan en la galaxia.

El nuevo planeta fue bautizado como OGLE-2005-BLG-390Lb, y orbita alrededor de una estrella roja cinco veces menos masiva que el Sol y localizada a una distancia de unos 25 mil años-luz de la Tierra, no muy lejos del centro de la Vía Láctea.

Las estimaciones indican que el exoplaneta, localizado en la constelación Sagitario, tiene una masa equivalente a la de 5.5 masas terrestres.

El reporte del hallazgo aparece en la edición de este jueves de la revista Nature. El equipo internacional fue encabezado por Jean-Philippe Beaulieu, del Instituto de Astrofísica de París.

Stéphane Brillant, astró-nomo del ESO, dijo que la similitud con la Tierra se da principalmente en el tamaño y la composición del nuevo exoplaneta.

“En términos de masa está más cerca que cualquier otro planeta descubierto a la Tierra. Por dentro tiene un centro de formación rocosa que también lo hace muy parecido. No es igual a la Tierra, pero estamos más cerca que antes de ésta”, señaló.

“La búsqueda de una segunda Tierra es la fuerza conductora detrás de nuestra investigación, y este descubrimiento constituye un gran salto hacia delante considerando que este el planeta más parecido a la Tierra que conozcamos hasta ahora”, agregó otro de los miembros del equipo de investigación, el alemán Daniel Kubas.

Comparado con la Tierra, el exoplaneta está a una distancia de su estrella casi tres veces mayor y demora 10 años en efectuar su movimiento de traslación.

Como la estrella es más pe-queña que nuestro Sol y la distancia planeta-estrella es mayor, la temperatura de su superficie bordea los -220° Celsius. Esta temperatura casi equivale a la que reina en el lejano Plutón y desde luego es demasiado baja para que sea probable la existencia de vida, declaró Pascal Fouqué, del Laboratorio de Astrofísica de Toulouse-Tarbes.

La mayoría de las técnicas para buscar planetas los localizan en órbitas cercanas a sus estrellas, donde es difícil concebir la existencia de vida, y se han localizado unos 170 exoplanetas. Pero hasta ahora el más pequeño tenía unas siete masas terrestres y se localizó analizando las perturbaciones gravitacionales que su masa causó en la estrella.

Para descubrir el nuevo planeta se utilizó una técnica novedosa para detectar planetas llamada “efecto de microlentes gravitacionales”, con el que antes se habían detectado otros dos planetas.

Esta técnica utiliza el fondo estelar como una especie de lente de aumento para detectar estrellas lejanas. Cuando una estrella que está más cerca de la Tierra se superpone a una estrella más lejana, su gravedad amplifica la luz de ese cuerpo más distante, lo que lo torna más brillante y puede ser captado por los telescopios.

OGLE-2005-BLG-390Lb “es el tercer planeta extrapolar descubierto hasta ahora a través de búsquedas de microlente”, dijo Beaulieu, el investigador principal.

“Para captar y caracterizar estos planetas se requiere un monitoreo altamente preciso y continuo, durante 24 horas, de los eventos de microlente en curso”, sostuvo Brillant.

Los científicos del ESO aseguran que el microlente es quizás la única técnica capaz de detectar planetas similares a la Tierra.

La Probing Lensing Anomalies NETwork (PLANET) es una red de trabajo de pruebas de anomalías de brillo en la que astrofísicos de 12 países buscan este tipo de fenómenos.

El European Southern Observatory (ESO), creado en 1962, es la organización europea para la investigación astronómica en el hemisferio austral. En sus investigaciones es apoyado por 11 países y opera en Chile en los observatorios La Silla y Paranal ubicados en el desierto de Atacama, el más árido del mundo.

El exoplaneta

Nombre: OGLE-2005-BLG-390Lb
Masa: Aproximadamente 5.5 veces la masa terrestre
Distancia a su estrella: 2.5 veces mayor que la distancia Tierra-Sol
Estrella: Enana roja, 0.20 masas solares
Periodo orbital: 10 años terrestres
Composición: Rocas y hielo
Temperaturas: 220 grados centígrados bajo cero
Distancia a la Tierra: De 25 mil a 28 mil años-luz

Nota de Milenio.
Informacion, imagenes y video del Observatorio Europeo.

4 comentarios:

sandra dijo...

Muy interesante,cuando sea grande quiero hacer lo que ustedes hacen me gusta mucho descubrir muchas cosas nuevas.Me gusta mucho la siencia sobre todo por que tambien se puede tener muchas experiensias y aventuras. Que tengan suerte con sus descubrimientos y espero un dia estar ayudandoles.
sandra menjivar

Anónimo dijo...

seria bueno descubrir un planeta parecido a la tierra pero q sea posible q nosotros podramos habitarla para extender nuestra raza y para comenzar una nueva vida pero esta vez sin errores ni cosas q malogren el planeta para q nuestra raza sobreviva mas tiempo

Anónimo dijo...

seria bueno descubrir un planeta parecido a la tierra pero q sea posible q nosotros podramos habitarla para extender nuestra raza y para comenzar una nueva vida pero esta vez sin errores ni cosas q malogren el planeta para q nuestra raza sobreviva mas tiempo

joel antonio inga soriano

Anónimo dijo...

Me mucho gusto el ínteres que tienen y las ganas de saber. No se olviden que ahora les toca salvar a nuestro planeta. Investiguen, conozcan todo lo que puedan sobre nuestro planeta.