sábado, julio 30, 2005

Lago congelado en Marte

Lago helado en Marte, foto Agencia Espacial Europea.Un gigantesco lago helado dentro de un cráter fue fotografiado en la superficie de Marte.

Las imágenes fueron tomadas por una cámara de alta resolución que lleva Mars Express, la nave espacial europea que se está explorando el planeta.

El disco de hielo está localizado en Vastitas Borealis, una región plana que cubre buena parte de la zona situada en las latitudes más al norte de Marte.

La existencia de agua en el planeta rojo alimenta la teoría de que pueda haber existido o exista vida allí.

También aumenta las posibilidades de que, eventualmente, se envíen naves tripuladas por humanos.

Muy visible

El lago, que es bastante visible, está asentado en un cráter de unos 23 kilómetros de diámetro y de una profundidad aproximada de dos kilómetros.

Los científicos creen que el agua puede estar presente allí durante todo el año, porque las temperaturas y la presión no le permitiría cambiar de estado.

Los investigadores que han estudiado las imágenes están seguros de que no se trata de dióxido de carbono (CO2) congelado, porque éste ya había desaparecido de la zona polar norte de Marte para el momento en que las fotos fueron tomadas.

El equipo también logró identificar ligeros indicios de agua congelada en el borde y las paredes del cráter.

Marte está cubierto de profundos cañones y cráteres, al parecer creados por ríos y glaciares, aunque la mayor parte del agua desapareció hace millones de años.

A principios de año, la Agencia Espacial Europea detectó lo que llamó un enorme "mar helado", localizado bajo la superficie del planeta.

También se sabe que existen vastas reservas de agua en los polos marcianos.
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_4728000/4728585.stm
http://www.esa.int/SPECIALS/Mars_Express/SEMGKA808BE_0.html

lunes, julio 18, 2005

INFORME ISS/STS-114


Un fallo detectado en uno de los sensores que determinan la cantidad de combustible restante ha provocado el retraso del lanzamiento del transbordador Discovery. Los astronautas Sergei Krikalev y John Phillips, en la estación internacional, deberán esperar algunos días más la llegada de sus compañeros.

La pregunta en estos instantes es si el despegue del Discovery podrá producirse antes de que termine la actual ventana de lanzamiento, que se cierra el 31 de julio por la necesidad de mantener unas adecuadas condiciones de iluminación durante la separación del tanque externo. Los técnicos de la NASA todavía no pueden dar fechas porque aún no saben a qué se debe el fallo. Si se superara la ventana de oportunidad, el Discovery tendría que esperar hasta septiembre.

Los preparativos avanzaban normalmente el 13 de julio. Horas antes, sin embargo, los técnicos descubrieron un incidente. La cubierta de la ventana número 7 del Discovery se había desprendido, cayendo unos 20 metros y dañando varias losetas térmicas al golpear un panel en la zona del sistema de propulsión OMS del transbordador. Los especialistas se apresuraron a cambiar el panel afectado (tarea que llevó menos de una hora), sin que lo sucedido repercutiera en la cuenta atrás, sólo en el momento preciso de la retirada de la estructura que protege al vehículo.

La tripulación, encabezada por la comandante Collins, penetró en el Discovery a la hora prevista, mientras los controladores supervisaban cada una de las operaciones. Poco después de la entrada del último de los astronautas, sin embargo, la dirección de la misión informó de la detección de un problema potencial. Unos minutos después, y ante la incertidumbre del tiempo que llevaría solucionarlo, se optó por suspender el lanzamiento. Los astronautas volvieron a salir del Discovery y se prepararon para una incierta espera, que en principio no debía ser muy larga.

La NASA estableció una nueva fecha de lanzamiento para no antes del sábado 16 de julio, después para el domingo, y finalmente para algún momento a finales de la siguiente semana. Pero nadie sabe con exactitud si será posible.

El fallo se ha encontrado en uno de los cuatro sensores redundantes ECO, que se ocupan de indicar a los ordenadores de a bordo cuándo existe un nivel bajo de hidrógeno en el tanque externo y por tanto es conveniente proceder al apagado de los motores principales SSME. Si no se hiciera así, si los motores se apagaran por falta súbita de alimentación, podrían ser destruidos por una explosión, que a su vez podría dañar parte del vehículo, incluida la cola.

Los técnicos disponen de redundancia en el sistema de detección, pero ante la nueva filosofía de máxima seguridad, no desean perder dicha redundancia antes del propio lanzamiento. Así pues, los ingenieros observaron muy atentamente el comportamiento del sensor ECO durante los procedimientos de vaciado de los tanques de hidrógeno y oxígeno líquidos. A la sazón, el citado sensor marcó “lleno” cuando el tanque ya estaba vacío.

El fallo se ha reproducido de manera intermitente, sin que los expertos sepan exactamente por qué. De hecho, el sensor afectado había mostrado un comportamiento errático desde hace un par de meses, pero pareció normalizarse por sí solo. Con los tanques llenos, no obstante, el problema ha regresado.

Los técnicos creen que a partir del momento en que sepan la razón del fallo y lo resuelvan, el vehículo podrá estar listo en cuatro días más. Cientos de especialistas distribuidos por todo el país están trabajando en ello. Mientras, los astronautas del Discovery permanecen en Florida a la espera de más noticias.

En órbita, John Phillips y Sergei Krikalev han sido informados del retraso. Durante los últimos días, habían continuado empaquetando material para su retorno a la Tierra, a bordo del Discovery. También realizaron experimentos científicos, ejercicios físicos y el mantenimiento rutinario de los sistemas de la estación.

Aprovechando el retraso en la visita, la dirección del programa ha decidido adelantar una tarea que estaba programada para después de la partida del Discovery: el traslado de la cápsula Soyuz a otro puerto de atraque. La cosmonave será llevada del módulo Pirs al módulo Zarya, para permitir el uso del primero en un paseo espacial previsto para agosto. La maniobra se efectuará el 19 de julio y durará unos 40 minutos.

Krikalev ha proseguido con sus operaciones de transferencia de oxígeno desde los tanques de la nave de carga Progress, represurizando la atmósfera del complejo. Después hizo lo mismo con el combustible traído por el carguero desde la Tierra.

Los dos astronautas han realizado inspecciones de los detectores de humo de la estación y más preparativos para la sesión fotográfica que deberán realizar cuando se acerque el transbordador espacial. También entablaron una cordial conversación con los astronautas del Discovery.

Fuente: Noticias del Espacio.
http://www.amazings.com/ciencia/noticiasn/180705a.html

lunes, julio 11, 2005

El Tempel 1 estaba cubierto de polvo

Los Angeles. El cometa Tempel 1, impactado el lunes 4 de julio por el proyectil de la sonda Deep Impact, estaba cubierto de polvo en la superficie, lo que explica la fuerte difusión de materia en el espacio observado luego del choque, indicó el pasado viernes la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

"Los instrumentos de la sonda Deep Impact", que se mantienen a distancia del cometa, "muestra que una inmensa nube de polvo fina fue liberada cuando el proyectil golpeó el núcleo del cometa a 37.000 km/h", precisó en un comunicado el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, instalada en Pasadena, cerca de Los Angeles.

"La gran sorpresa fue la opacidad de la nube creada por el proyectil y la luz que difundió", según el responsable científico de la expedición, Mike A'Hearn, de la Universidad de Maryland.

"Eso significa que la superficie del cometa estaba extremadamente fina, más como talco que como arena", agregó al ser citado por el comunicado.

El choque del proyectil de la sonda Deep Impact contra el cometa Tempel 1 el lunes provocó dos fogonazos sucesivos, lo que dio indicios de que se topó con dos materiales distintos, anunció entonces la NASA, según reseña AFP.

La NASA hizo públicas dos nuevas secuencias de fotos del choque, 12 horas después de lo ocurrido. Una de ellas muestra claramente dos fogonazos provocados por el impacto del proyectil, que iba a 37.000 km/h, y la propagación de materia del cometa al espacio.

La misión Deep Impact ha sido una de las más importantes de la NASA en los últimos años. Su costo superó los 300 millones de dólares. Pese al éxito, no ha dejado de suscitar críticas e incluso una científica rusa interpuso una demanda para los responsables del proyecto.

Cuenta regresiva para el lanzamiento de transbordador Discovery

11 de Julio de 2005, 08:52am ET

Por primera vez desde la tragedia del Columbia, la NASA inició la cuenta regresiva para el lanzamiento de un transbordador espacial.

Si todo sale bien, el Discovery despegará el miércoles.

La cuenta regresiva para el primer vuelo de un transbordador espacial en 2 años y medio comenzó el domingo en la noche, cuando el huracán Dennis castigaba la región noroeste de la península floridiana.

Los siete astronautas de la misión llegaron desde Houston el sábado en la noche.

Aunque Cabo Cañaveral no resultó afectado por el huracán, Dennis aún amenazaba con interferir en los planes de la NASA con una semana de tormentas eléctricas en el horizonte. Pero los meteorólogos esperan que un frente de alta presión alivie el clima y pronosticaron un 70% de probabilidades para un lanzamiento.

"Ciertamente se siente bien estar de nuevo al timón. Ha pasado demasiado tiempo", dijo el gerente de cargas Scott Higginbotham.

El director de pruebas Jeff Spaulding, por su parte, expresó que la ansiedad ha crecido desde que la agencia espacial superó las dificultades con el tanque de combustible.

El Discovery realizará su primer vuelo espacial en cuatro años cuando parta de la estación espacial internacional con los suministros necesarios y algunas piezas de repuesto.

Aún antes del accidente del Columbia el 1 de febrero del 2003, el Discovery había sido sometido a una extensa revisión. La catástrofe alentó casi 50 modificaciones adicionales, que serán puestas a prueba por primera vez en este vuelo de 12 días.

El mayor cambio, por lejos, es el rediseño del tanque de combustibles externo. En el Columbia, ese tanque perdió un trozo de espuma de aislamiento, que rozó el ala izquierda y le abrió un hueco. Esa falla provocó que la nave se desintegrara cuando regresaba a la atmósfera. Los siete astronautas murieron.

La NASA quitó esa parte de la espuma e instaló en su lugar calentadores para impedir la formación de hielo en el área del combustible.

Hace mes y medio los ingenieros agregaron otro calentador en otro sitio donde podría formarse hielo en el tanque de combustible. El trabajo postergó el lanzamiento desde mayo a julio.

"Con todas las modificaciones, con todas las mejoras y cambios", dijo Spaulding, "podemos decir con seguridad, sin dudas, de que será el vehículo más seguro que jamás hayamos tenido para lanzar".

___

En la internet:

NASA: http://spaceflight.nasa.gov
http://spaceflight.nasa.gov/home/index.html

miércoles, julio 06, 2005

Impactador del Deep Impact produce cráter en el núcleo del cometa Tempel 1.

Como un éxito es considerado la colisión del modulo impactador de la nave Deep Impact contra la superficie del cometa Tempel 1. Las primeras imágenes mostradas por el Jet Propulsion Laboratory muestran el momento del impacto, y las mas sorprendentes son las imágenes tomadas por las cámaras del impactador que muestran la aproximación del comenta desde varios kilómetros de distancia hasta instantes antes del choque, en cuyas imágenes podemos apreciar cráteres y detalles muy diminutos de la superficie de este objeto helado.

Grandes observatorios a través del mundo, y telescopios de aficionados estuvieron a la expectativa para captar algún posible cambio de brillo en el cometa a raíz de la colisión, pero apreciaciones provisionales hacen suponer que no resulto muy significativo el aumento de brillo. A excepción de los cambios que puedan captar los telescopios espaciales como el Hubble y el Spitzer.

Enlaces de interés:

Lee el articulo de nuestra colaboradora Lourdes Leticia Cahuich Campos sobre la sonda Deep Impact y entérate de todos los pormenores.