lunes, julio 11, 2005

El Tempel 1 estaba cubierto de polvo

Los Angeles. El cometa Tempel 1, impactado el lunes 4 de julio por el proyectil de la sonda Deep Impact, estaba cubierto de polvo en la superficie, lo que explica la fuerte difusión de materia en el espacio observado luego del choque, indicó el pasado viernes la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

"Los instrumentos de la sonda Deep Impact", que se mantienen a distancia del cometa, "muestra que una inmensa nube de polvo fina fue liberada cuando el proyectil golpeó el núcleo del cometa a 37.000 km/h", precisó en un comunicado el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, instalada en Pasadena, cerca de Los Angeles.

"La gran sorpresa fue la opacidad de la nube creada por el proyectil y la luz que difundió", según el responsable científico de la expedición, Mike A'Hearn, de la Universidad de Maryland.

"Eso significa que la superficie del cometa estaba extremadamente fina, más como talco que como arena", agregó al ser citado por el comunicado.

El choque del proyectil de la sonda Deep Impact contra el cometa Tempel 1 el lunes provocó dos fogonazos sucesivos, lo que dio indicios de que se topó con dos materiales distintos, anunció entonces la NASA, según reseña AFP.

La NASA hizo públicas dos nuevas secuencias de fotos del choque, 12 horas después de lo ocurrido. Una de ellas muestra claramente dos fogonazos provocados por el impacto del proyectil, que iba a 37.000 km/h, y la propagación de materia del cometa al espacio.

La misión Deep Impact ha sido una de las más importantes de la NASA en los últimos años. Su costo superó los 300 millones de dólares. Pese al éxito, no ha dejado de suscitar críticas e incluso una científica rusa interpuso una demanda para los responsables del proyecto.

No hay comentarios.: