domingo, septiembre 05, 2004

Muere a los 80 años Juan Oró, pionero en el estudio del origen de la vida
Salvó del ridículo a la NASA cuando frenó el anuncio de que las naves 'Viking' habían hallado vida en Marte
L. A. G./BILBAO

El bioquímico español Juan Oró murió en la noche del jueves en Barcelona a los 80 años, a consecuencia de un cáncer que le diagnosticaron hace 14 años. Científico de prestigio internacional, fue uno de los pioneros en el estudio del origen de la vida y participó en los proyectos 'Apollo' y 'Viking'. Sus trabajos son la base de misiones como las que ahora buscan vida en Marte, planeta en el que evitó que la agencia espacial estadounidense hiciera el ridículo. En 1976, cuando la NASA iba a anunciar el descubrimiento de vida en Marte, basándose en que las sondas 'Viking' habían detectado dióxido de carbono, Oró consiguió convencer a los responsables de la agencia de que el gas no era un subproducto del metabolismo de microbios, sino que tenía un origen inorgánico.Juan Oró nació en Lérida el 26 de octubre de 1923. Hijo de un panadero, se apasionó por la química entre hornada y hornada en el negocio familiar. Allí leyó a Flammarion y a Darwin, entre otros. Se licenció en Ciencias Químicas por la Universidad de Barcelona en 1947, se casó, tuvo tres hijos y, en 1952, emigró a Estados Unidos. Se doctoró en Bioquímica en la Universidad de Houston en 1956 y, tres años después, «¿sucedió el milagro!». En la Nochebuena de 1959, a partir de tres componentes químicos básicos de los cometas, sintetizó la adenina, una de las moléculas del ADN. Veía así confirmada su idea de que los ladrillos químicos de la vida podían haber llegado a la Tierra en los cometas.A HoustonLa NASA le fichó en 1963 para investigar la posibilidad de vida extraterrestre y formó parte del equipo que puso al primer hombre en la Luna. Tras las dos misiones 'Viking', las primeras que buscaron vida en la superficie marciana, volvió a trabajar en la Universidad de Houston hasta su jubilación. En el año 1980, regresó a España, donde empezó a impartir clases en la Universidad Autónoma de Barcelona y fue elegido diputado del Parlamento catalán por CiU. Profesor emérito de Houston, vivió durante años a caballo entre Estados Unidos y España. «Aportó (a Cataluña) una cierta corriente de modernidad norteamericana que nos va bien tener para ampliar nuestros horizontes», dijo ayer, viernes, el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, tras conocer su muerte. En el año 1995, enviudó de Francisca Forteza y, cinco años después, se casó con Antonia Vilajoliu.Apasionado divulgador, escribió una docena de libros y dos centenares de artículos de investigación, fue varias veces candidato al premio Nobel y recibió numerosos galardones dentro y fuera de nuestro país. Aunque en los años 60 y 70 pensaba que podía haber unas cien civilizaciones en la Vía Láctea, últimamente creía que es muy posible «que estemos solos».
http://servicios.eldiariomontanes.es/pg040904/prensa/noticias/Sociedad/200409/04/DMO-SOC-123.html

No hay comentarios.: