jueves, agosto 26, 2004

Pequeño telescopio descubre nuevo planeta gigantesco

WASHINGTON (Reuters) - Un pequeño telescopio ha detectado un gigantesco planeta alrededor de una estrella lejana mediante una técnica que podría dar inicio a una nueva fase de descubrimientos planetarios, dijeron el martes científicos.
Un telescopio con un diámetro de 10,16 centímetros -el tamaño aproximado de los que usan los astrónomos aficionados en el patio o la azotea de sus casas- detectó la luz intermitente de una estrella brillante a unos 500 años luz de distancia.
Un año luz equivale a alrededor de 10 billones de kilómetros y es la distancia que recorre la luz en un año.
La intermitencia luminosa sugirió la presencia de un planeta grande que bloqueaba de manera regular una pequeña porción de la luz a medida que pasa entre la estrella y la Tierra. Posteriormente, el telescopio Keck I en Hawai, que tiene un diámetro de 10 metros, confirmó el hallazgo.
Más de 100 de esos planetas que circulan alrededor de una estrella han sido detectados en la última década, pero en su mayor parte el descubrimiento se ha producido tras observar el centelleo de la luz, lo que suele indicar que hay un planeta cercano.
El telescopio pequeño que halló a este último planeta es parte de una red de instrumentos modestos, llamada Sondeo Trasatlántico de Exoplanetas (TrES, por sus siglas en inglés), diseñado para buscar planetas específicos alrededor de estrellas brillantes, dijeron los científicos a través de un correo electrónico.
Un comunicado del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica dijo que el nuevo hallazgo "demuestra que se está en la cúspide de una nueva era de descubrimientos planetarios."
El nuevo planeta, llamado TrEs-1, es un gigante gaseoso del tamaño aproximado de Júpiter y se halla en la constelación de Lyra.
Completa su órbita alrededor de una estrella una vez cada tres días a una distancia de 6.437 millones de kilómetros, un tramo mucho más reducido que el que separa al planeta Mercurio de nuestro sol, lo que provoca una temperatura superior a los 815 grados centígrados.
"El descubrimiento demuestra que incluso un telescopio modesto puede hacer grandes contribuciones en la búsqueda de planetas," dijo Guillermo Torres, del centro de astrofísica de la Universidad de Harvard.
El equipo que descubrió al TrEs-1 incluye a científicos del Instituto de Astrofísica de Islas Canarias, España, del Centro Nacional de Investigación Atmosférica, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, del Observatorio Lowell y del Instituto de Tecnología de California.
Para mayor información puede consultarse la dirección cibernética http://www.cfa.harvard.edu/ .

No hay comentarios.: