lunes, mayo 10, 2004

Alternativa 3: Cuando Maussan nos quiso engañar con un programa de ficción.

El domingo 2 de mayo del 2004 será gratamente recordado por mí. ¿Razón? Finalmente se me hizo observar a Jaime Maussan en su programa dominical presentándonos con el acento enfático que le caracteriza un “revelador video de una misión secreta soviético-americana en la superficie del planeta Marte”. Nos referimos a “Alternativa 3”. Inmediatamente agarre un videocasete y me puse a grabar su presentación.

Para los que no estén enterados, o no haya tenido oportunidad de ver la emisión, les relataré que la trama del reportaje nos describe la emisión de un documental de investigación realizado por la televisión inglesa (Anglia Televisión de Norwhich) en 1971 donde se describe un proyecto secreto en el cual la Unión Soviética y los Estados Unidos buscan alternativas para salvar a la civilización humana en caso de una catastrofe ambiental o nuclear. La primera solución seria evitar el efecto invernadero con explosiónes nucleares en la atmósfera para abrir paso a la radiación infrarroja de regreso al espacio exterior. Por supuesto esta solución tan polemica quedo inmediatamente descartada. La segunda opción era la construcción de inmensos refugios subterráneos donde se asilarían grupos seleccionados de la civilización. La ultima opcion – la denominada “Alternativa 3” – era la migración de gobernantes, científicos y personal selecto a bases en el planeta Marte y la Luna. Siguiendo la pausa del programa transmitido por TV Anglia, se narra la desaparición de algunos científicos que se intuye que fueron llevados a dichas bases espaciales. Pero lo más espectacular es la presentación de un video donde se muestra una misión secreta sovietico-americana a la superficie del planeta rojo. En las imágenes vemos a astronautas y cosmonautas en el espacio, asi como un sorprendente video donde se aprecia, desde la cabina, el descenso de la nave a la superficie marciana. Pero además, cuando la nave finalmente desciende apreciamos que “algo” se desplaza bajo el suelo marciano removiendo a su paso las arenas de Marte. ¡Sorprendente, sin duda!

Finalmente, para echarle mas crema a sus tacos, el narrador del programa de Maussan comenta que tras la emisión personal de las agencias secretas de Estados Unidos y Gran Bretaña interrogaron a los productores para averiguar como consiguieron la grabación del planeta rojo. Mas aún se comenta que estas mismas agencias gubernamentales impidieron la distribución en video del documental y que, incluso, un libro titulado “Alternativa 3” escrito por los productores del programa fue retirado inmediatamente de las librerias. Todo un deleite para los aficionados a las conspiraciones secretas.

Ahora bien. ¿Desean saber la verdad sobre el material presentado por “fraude Maussan”? Adivinen: otra vez intento tomarnos el pelo de la manera mas descarada. Como era de esperarse dicho video es un fraude llevado por Maussan y sus comparsas hasta los niveles más exagerados. A continuación la verdad sobre “Alternativa 3”.



Como ya es una tradición en nuestros articulos sobre las “maussanadas” vamos enumerando los detalles a destacar del presenta fraude.

Numero Uno. El programa efectivamente fue producido y emitido por TV Anglia en 1971. Los productores de la emisión fueron John Rosenberg y John Wolf, el guión fue de David Ambrose y la dirección de Christopher Miles quienes se encargaron de realizar una serie documentales titulados “Science Report” para dicha cadena. Sin embargo cuando verificaron las proximas fechas de emisión descubrieron fascinados que deberían emitir uno de sus programas el 1º de abril, que es la fecha de “Santos Inocentes” en el mundo anglosajon. Alli fue cuando decidieron realizar un documental de ficción al estilo de “La Guerra de los Mundos” de Orson Wells. Sin embargo por situaciones asociadas a la programación, el “docu-drama” de Alternativa 3 no pudo ser emitido el 1º de abril, sino varias semanas después. Desde el inicio el programa fue diseñado como un programa de ficción y la idea original, de una conspiración para emigrar a científicos hacia el planeta Marte fue un guión desarrollado por los nombrados productores.

Numero Dos. Ahora vamos sobre los datos de la presunta misión sovietico-americana en la superficie de Marte. La fecha proporcionada por el docu-drama para el descenso en la superficie del planeta rojo es 22 de mayo de 1962. Si observamos el video, apreciamos que la imagen es tomada desde – al parecer – la ventanilla de una nave tripulada. Y podemos apreciar el intercambio de dialogo entre tripulantes y misión de control. Aquí encontramos innumerables incongruencias. Entre ellas podemos resaltar.

· En mayo de 1962 apenas habia pasado un año desde la puesta en orbita del primer ser humano, Yuri Gagarin. Es imposible suponer que al cabo de 12 meses ya habían humanos descendiendo en la superficie marciana.

· El intercambio de comunicación entre misión de control y la tripulación es imposible en tiempo real. La distancia entre Marte y la Tierra ocasiona un retraso en la transmisión que va desde 8 minutos a 20 minutos.

· En esas fechas la Union Soviética y Estados Unidos estaban en su punto de máxima escalada en la guerra fria. La sombra de la “crisis de los misiles de Cuba” aún se respiraba, y cada uno trataba de ganar a su contra parte en la carrera espacial rumbo a la Luna. Seria ridículo e imposible pensar que los dos estarian realizando misiones conjuntas en Marte.

· Imágenes adicionales donde se observa a la tripulación ruso-americana en realidad pertenecen a la misión de acoplamiento Apolo-Soyuz de 1975.



· Suponiendo que la misión que observamos en el video fuera de una nave robot también tenemos serios problemas. Por un lado en 1962 todavía no había ninguna sonda planetaria, ni rusa ni americana, obteniendo imágenes de Marte. Aunque hemos enviado sondas al planeta rojo desde octubre de 1960, la primera nave que consiguió con éxito transmitir información fue el Mariner 4 hasta 1964, cuando envio una serie de 21 imágenes a blanco y negro y baja resolución. Huelga decir que con la tecnología de esa epoca aun no se podia hacer descender ninguna nave robot en la superficie de marte. ¡Y mucho menos tenian a bordo camaras de video a todo color! ¡Esa si que es toda una “maussanada”!

· Algo genial al observar las imágenes del descenso en la superficie marciana es que el cielo se ve azul... ¡Si un glorioso y evidente cielo azulado! Hoy sabemos que por los constituyentes de la atmosfera marciana, el cielo visto en la superficie del planeta rojo no es azul sino en tonos salmón o rosado. Evidentemente el video fue filmado en alguna playa terrestre, no en Marte.



Numero Tres. Algo no presentado por el programa de Maussan y que aparece en el “documental” emitido por Anglia TV es una entrevista a un astronauta del Apolo XVII de nombre Bob Grodin. Ahora bien, el Apolo XVII, la ultima misión tripulada a la superficie lunar llevo a bordo solo tres astronautas: Eugene Cernan, Ronald Evans, Harrison Schmitt (ver biografias en: http://www.hq.nasa.gov/alsj/a17/a17.crew.html ). ¡No existe ningun astronauta de nombre Bob Grodin! Es más que evidente que la entrevista es una ficción y el presunto “astronauta” es un actor de nombre Shane Rimmer.

Numero Cuatro. Maussan y sus colaboradores solo muestran lo que les conviene. Al final del documental en los créditos aparecen los nombres de los actores que interpretan a científicos, astronauta, reporteros, y hasta quién representa al anfitrión del programa. Incluso aparece el nombre de los realizadores de los efectos especiales de la escena del descenso en Marte. Los créditos revelan contundentemente que el programa es una ficción.

Numero Cinco. Según el reportaje sensacionalista presentado respecto a Alternativa 3, los realizadores David Ambrose y Christopher Miles escribieron en conjunto con Leslie Watkins un libro con el mismo titulo. Las ediciones en ingles de dicho libro fueron publicados por Sphere Books en Inglaterra y por Avalon Books en Estados Unidos. Estos libros, según el colaborador de Maussan, fueron inmediatamente retirados de las librerias por agentes del gobierno, con la intención de que no fuera divulgado el conspirador proyecto. Aquí quiero realizar un cuestionamiento: si las agencias de gobierno retiraron de librerías el libro para evitar su divulgación, ¿alguien podria explicarme como es que durante más de diez años cuento con un ejemplar del libro “Alternativa 3” en mi biblioteca?

Numero Seis. Y finalmente el cerrojazo para considerar como “cosa juzgada” el caso de Alternativa 3. El productor Christopher Miles, director y autor del guión original de “Alternativa 3” escribió una carta a Les Charni de Toronto, Canada, el 13 de Octubre de 1980 en el que desmiente totalmente la postura de considerar el contenido de la emisión con seriedad. Reproduzco a continuación su declaración:

“La idea del film y posteriormente del libro fue algo que David (Ambrose) y yo concebimos durante un almuerzo en Londres, ¡ya que me estaban cansando los docudramas en televisión y quería probar cuán fácil es llevar al público en general hacia el proverbial jardín imaginario! Siento que usted haya sido uno de ellos y si usted ve el film o lee el libro, se dará cuenta de que hay insinuaciones de su falta de autenticidad en todo momento. Naturalmente que hay un toque de verdad en él, pero el programa básico es un fraude completo y si usted piensa un poco más por sí mismo, se dará cuenta de que éste es el caso”.

Necesitamos decir más. “Alternativa 3” fue una ficción. Diseñado desde el inicio como un docu-drama. Con actores interpretando personajes ficticios y con escenas diseñadas por departamentos de efectos especiales. Ya en una ocasión anterior Jaime Maussan nos quiso presentar como un video autentico un anuncio de televisión de Sci-Fi Channel donde se observa desde un helicóptero un OVNI sobrevolando las Torres Gemelas de NY. Ahora nuevamente nos ha querido engañar mostrándonos como autentico un descenso al planeta rojo desarrollado para un programa de ficción.

¿Cuál será su siguiente paso? Tal vez mostrarnos como un autentico ovni una escena del “Halcón Milenario”en la película de “La Guerra de las Galaxias”?

Es evidente que un investigador con una cantidad minima de recursos, e inclusive de inteligencia, habria concluido que el video del descenso marciano era una representación dramática. Pero es obvio que no es la etica ni la conducta de Maussan y sus colaboradores. Nuevamente su fraude y su descaro ha quedado más que en evidencia.



Termino reproduciendo una redacción publicada recientemente por mi amigo y colega Pablo Lonnie Pacheco R., divulgador astronómico de Monterrey, N.L. respecto a una declaración de Maussan:



“soy un investigador capaz, ético, honesto, justo” –Jaime Maussán, abril 2004



¡Caray! ¿Cómo es posible decir tantas falsedades en una oración tan corta? ¡Es asombroso! ¿no?




No hay comentarios.: