domingo, enero 20, 2019

Cuando Colón salvó la vida gracias a un eclipse.



Un capítulo de la historia muy vinculado a los eventos astronómicos, muy extendido en los libros de astronomía tuvo que ver con la difícil situación que enfrentaron Cristóbal Colón y sus expedicionarios en tierras americanas durante su cuarto viaje hacia el año 1503.

Pero antes de entrar al anecdotario vale relatar que la historia no tendría un final feliz para los españoles si no fuera por la inestimable aportación de un erudito alemán de nombre Johann Müller von Königsberg, también conocido como Regiomontano (Regiomontanus en latín). Nacido en 1436 fue un niño prodigio de las matemáticas que entró a la universidad de Leipzig a la edad de once años. Sus trabajos astronómicos fueron extensos, pero uno de sus decisiones más trascendentes fue emplear la recién inventada imprenta de Gutenberg como un recurso para divulgar información. Así fue como publicó varios textos científicos, con diagramas muy precisos. Tal vez el más famoso de todos fue su “Kalendarium”  el cual cubría los eventos a ocurrir del año 1475 al 1506. Las tablas astronómicas incluían detallada información sobre el sol, la luna y los planetas, así como las más importantes estrellas y constelaciones con las cuales navegar. Por ello se convirtieron en obras de suma importancia para cualquiera que se aventurara a mares desconocidos en búsqueda de nuevas fronteras. Se dice que Cristóbal Colón y Américo Vespucio llevaban su propia copia de las efemérides de Regiomontanus en sus viajes.


Y precisamente en ese cuarto y aciago viaje al nuevo mundo, Colón buscaría el paso hacia el mar que llevara a los españoles hacia las tierras de Oriente (empresa fallida, puesto que el descubrimiento del Océano Pacífico no llegaría hasta diez años después por Vasco Núñez de Balboa). Sin embargo, lo reducido del presupuesto y el mal estado de las embarcaciones hizo que la exploración tuviera que acortarse para buscar desesperadamente llegar a la isla La Española. Colón había partido con cuatro embarcaciones, las carabelas la Capitana y la Santiago, y dos naos, el Gallego y el Vizcaíno. Las naves se vieron afectadas por una especie de gusanos que pudrían la madera hasta dejar a las embarcaciones  en estado innavegable. Las tripulaciones tuvieron que trasladarse a las otras dos embarcaciones. Llegó un momento en que a las naves el agua casi les llegaba a cubierta. La tripulación se turnaba día y noche para achicar el agua con las tres bombas de abordo e innumerable cantidad de calderos. Finalmente Colón tomó la decisión de embarrancar las naves en la bahía de Santa Gloria de la isla de Jamaica y apertrecharse para cualquier ataque de los indios del lugar. Era el 25 de junio de 1503.

Colón envió a tres marinos en una barca hacia la isla La Española para pedir auxilio. Mientras, entabló amistad con los indios del lugar tratando de establecer un trueque de baratijas por alimentos. Muy necesario porque las reservas de la tripulación estaban agotadas, y las que quedaban ya estaban en muy mal estado. Colón esperaba que eso ayudara a darles tiempo mientras el Gobernador Ovando de La Española mandaba un navío de rescate por los náufragos. Sin embargo, Colón ya no era tan apreciado como en sus primeros viajes, y la expedición de rescate tardaría un año en partir. Con tanto tiempo transcurrido, a los españoles se les acabaron los cascabeles y cuentas de vidrio con los cuales comerciar por granos, conejos o pan que los indios les proveían.  Además las relaciones con los indios se complicaron cuando un grupo de marinos rebeldes se escaparon, y tras un fallido intento de hacerse a la mar en canoas de los indígenas, terminaron sobreviviendo del pillaje a los indios. Ante estos hechos, y la falta de mercancía para trueque, los indios dejaron de surtir de alimentos al grupo de Colón.

Eclipses registrados en el Calendario Regiomontanus
En el momento más desesperado, el navegante genovés se percató que en el calendario del Regiomontano señalaba un eclipse de luna para el 29 de febrero de ese año, 1504. Aprovechando dicho conocimiento, y con la fecha próxima, convocó al líder cacique de los indígenas y le recriminó a nombre de Dios el poco cuidado que tenían de surtirlos de alimentos. Le sentenció que Dios los castigaría con una grandísima hambre y peste, y que para muestra de su enojo divino les mandaría al tercer día una señal del cielo. Indicó a los indios que observaran dicha noche la salida de la luna, llena de la ira de Dios.

Es de esperar que los indígenas regresaron con una mezcla de miedo e incredulidad con esa advertencia, pero sin duda la semilla de la incertidumbre  les quedó depositada en su subconsciente. Cuál sería su sorpresa cuando al tercer día la luna salió por el horizonte, grande y con un tono rojizo de intensa furia.


Relata Don Fernando Colón, hijo del Almirante, que los indígenas regresaron dando alaridos y suplicándole a Colón que intercediera por ellos ante su Dios para que aplacara su furia y los perdonara. A cambio, gustosos proveerían de alimentos a los náufragos españoles. Colón aceptó interceder ante su Dios, e indicó que se retiraría a sus aposentos por cincuenta minutos para hablar con Dios. No obstante, lo que realmente hizo, fue medir con un reloj de arena el tiempo que durarían las fases del eclipse, según el almanaque del Regiomontano. Cuando calculó que la fase de totalidad del eclipse empezaría a ceder, Colón apareció nuevamente ante los indígenas para decirles que Dios los había perdonado y que poco a poco la Luna recuperaría su luminosidad habitual. De esa manera, Colón y los náufragos españoles lograron sobrevivir con alimentos provistos por los indígenas hasta el arribo de una carabela de rescate desde La Española, el 29 de Junio de 1504.


viernes, enero 11, 2019

Entrevista "Eventos astronómicos que cambiaron el rumbo de la historia"

Aquí esta el video de la entrevista del 3 de enero pasado, en el programa "A media mañana" de la Lic. Marcela Pámanes, en KIUU 91.1 FM. Donde dimos un adelanto de nuestra conferencia "Eventos astronómicos que cambiaron el rumbo de la historia".

En ella mencionamos algunos acontecimientos históricos que tuvieron giros de casi 180 grados producto de eventos astronómicos ocurridos en el cielo.

  • Un eclipse de sol que afectó el resultado de una guerra entre dos poderosas naciones de Asia Menor del mundo antiguo.
  • Un cometa observado previo a la conquista de Tenochtitlan.
  • Y un eclipse que salvó a Colón y su tripulación de morir durante su cuarto viaje a América.

viernes, enero 04, 2019

Astronomía Digital - Edición conmemorativa

Les invito a leer mi artículo y el de fantásticos divulgadores que conforman el número conmemorativo de la revista "Astronomía Digital". Una revista electrónica y gratuita de la que estoy muy orgulloso de haber formado parte de sus inicios, hace ya 20 años, bajo el liderazgo y entusiasmo de mi buen y admirado amigo Victor R. Ruiz. 
Me encanta el poder escribir del lado de grandes "espacio transtornados" como los chicos del Podcast "Radio Skylab". Pero sobre todo que el buen Victor R. Ruiz me haya apoyado para no perder el invicto de ser el único articulista en haber escrito en todas las ediciones de la revista, como refiere en su editorial (que seguro hasta enmarcaré). ¡Gracias, compadre! 
Y ahora sí... ¡A leer!
http://astro-digital.com/12/index.html

domingo, diciembre 30, 2018

Las 100 mejores noticias de ciencia del 2018

Este video es una muestra que la ciencia y la tecnología no solo nos provee de conocimiento, sino también de esperanza de que nuestro mundo, si lo queremos, puede ser mejor.




Veinte años de la revista Astronomía Digital

Lo deja a uno sin aliento como las cosas ocurren. 
Sucede que el ciclo escolar pasado a mi hijo le encargaron una tarea donde deben detectar las características de un articulo científico. Estaba supervisando su tarea y me quede sorprendido cuando veo que el ejemplo de revista que venía en el libro de español de primaria era "Astronomía Digital". (!!!)
Me tocó ser uno de los "padres" que dieron nacimiento a esa revista hace muchos años en una colaboración y bajo el liderazgo de mi amigo Victor R. Ruiz del portal Info.Astro y Radio Skylab (Canarias). En aquellos tiempos en que el internet estaba en auge publicamos una revista, la primera sobre astronomía en internet, en español y totalmente gratuita. Por sus varios ejemplares desfilaron numerosos divulgadores y astrónomos escribiendo fascinantes artículos. Y para máximo orgullo personal, Víctor consintió que fuera el único articulista que pubicara en todos y cada uno de los números de la revista, lo cual ayudó a que mis artículos fueran posteriormente solicitados por otras revistas de divulgación sudamericanas.
Ver una muestra de nuestro trabajo como ejemplo de lo que debe ser una revista de divulgación científica en el libro de texto de primaria de mi hijo fue una satisfacción emocionante como autor y como papá.

P.D. Les doy una primicia. Un numero conmemorativo de "Astronomía Digital" esta a punto de salir.

jueves, abril 20, 2017

Libros de Carl Sagan

Soy de la generación de adultos que inició su facinación con la astronomía y la exploración espacial gracias a la serie de TV "Cosmos" dirigida por Carl Sagan en 1980. Por lo mismo lo primero que buscamos en librerías fueron los libros de ese autor.
En la actualidad muchos de sus libros, como "Los Dragones del Eden" (que gano el Premio Pulitzer) siguen siendo reimpresos, pero otros - que han perdido su vigencia científica - no han tenido tanta suerte, como "La Conexión Cósmica" o "El Cometa".
Afortunadamente tenemos manera de acceder a estos contenidos descatalogados gracias a internet. Recientemente buscando en el portal de Issuu me encontre algunos titulos que me parecieron maravillosos y quiero compartirlos.

"El Cometa" fue un hermoso libro escrito por Carl Sagan y Ann Druyan en un estilo muy parecido a su famoso libro de "Cosmos". Fue publicado en español por editorial Planeta en un formato a todo color (lo cual lo hizo también muy caro y no tan accesible a cualquier lector). Encontrar dicho titulo en la actualidad es casi imposible, Aún así, si lo encuentran en físico es muy recomendable comprarlo.

Otro de esos libros raros de Carl Sagan fue "Comunicación de Inteligencias Extraterrestres" el cual no tuvo tanta popularidad pues se tratada de la transcripción de las ponencias presentadas en un congreso científico en 1971 sobre lo viable de la existencia de vida en otros planetas de la Vía Láctea y la posibilidad de contacto con alguna civilización por medio de señales de radio. El libro es interesante desde el punto de vista de los ponentes que participaron (Sagan, Dyson, Kardashev, Shklovsky, Kuznetzov, Crick). A diferencia de "El Cometa" o "Cosmos" es un libro carente de ilustraciones, y no puede considerarse de divulgación, así que no es fácilmente digerible por todo tipo de lector como los libros antes mencionados.

Otro de esos libros agotados desde hace años es "Murmullos de la Tierra", un libro que Carl Sagan junto con varios colegas escribieron sobre como materializaron la idea para que las sondas Voyager llevaran a bordo un mensaje para una posible civilización extraterrestre. La idea surgió a raiz de que, una vez concluida la misión exploradora de los planetas del sistema solar exterior, las sondas Voyager 1 y 2 se internarían en el espacio interestelar. Serían, junto a las sondas Pionner, los primeros productos hechos por el hombre en esa condición lo cual dio lugar al interes de que sirvieran como vehículos para hacer llegar un mensaje a cualquier civilización interestelar que las interceptara en su vuelo interestelar. Sería como arrojar "un mensaje dentro de una botella y arrojada al mar".
Para ello, Sagan y su equipo tuvieron que diseñar un sistema de comunicación universal, incluido un disco metalico a semejanza de los de acetato que soportara las condiciones adversas del vacío interestelar y que pudiera ser reproducido para decodificar imágenes y sonidos del planeta Tierra. El desarrollo y los resultados de este esfuerzo lo tenemos en esta publicación interesante.

Finalmente un libro del cual desconocía su existencia, y que por supuesto nunca vi en librerias, por lo que obvio que esta agotadísimo. "La diversidad de la ciencia" que lleva un interesante subtitulo de "Una visión personal de la busqueda de Dios". Suena muy interesante leer las reflexiones de Sagan sobre Ciencia y Religión, sobre todo tomando en cuenta su declarado ateísmo, pero también su genuino interés por la diversidad de pensamiento. Habrá que leerlo.

miércoles, agosto 31, 2016

Un año sin Oliver Sacks.



Se cumple un año del fallecimiento del Dr. Oliver Sacks, escritor y neurólogo británico que gracias a sus escritos de divulgación científica nos aproximó a las maravillas y los enigmas del cerebro humano. El Dr. Sacks era una persona con un impulso irrefrenable por escribir, y que mejor que sus libros versaban sobre su especialidad, el cerebro humano, y como cualquier pequeña variante en la manera de procesar de nuestra mente puede dar lugar a cambios significativos en nuestra forma de vida. De esa manera, por ejemplo, en su libro “Un antropólogo en Marte” nos presenta el caso de Temple Grandin, una mujer diagnosticada con autismo de alta funcionalidad que, a pesar de sus dificultades iniciales en el habla y sus problemas sensoriales fue capaz de acceder a la educación universitaria y convertirse en una experta en comportamiento animal.
Irónicamente, su capacidad de observación le permitía comprender el comportamiento del ganado vacuno, pero su síndrome le complicaba entender muchos de los patrones del comportamiento social de los seres humanos. De allí que Grandin llegara a expresar que convivir con otras personas en ocasiones se hacía “sentir como un antropólogo en Marte”.
Libros del Dr. Oliver Sacks.
A lo largo de sus libros llegamos a conocer casos asombrosos de como diversos síndromes o lesiones cerebrales pueden causar anomalías en nuestra estructura neuronal y de allí cambios en nuestra personalidad, comportamiento o percepción. Como el caso de aquel artista que vio drásticamente trastornada su vida cuando a raíz de un problema cerebro-vascular dejó de percibir los colores y toda su visión era en tonos de gris. O el jornalero que sobrevivió a una barra de acero que atravesó su cráneo, pero a raíz de la cual su personalidad perdió toda empatía con su prójimo. Y así muchos casos más. Como la persona que nunca más pudo atravesar una calle porque su mente perdió la capacidad de evaluar la distancia y velocidad de los vehículos. O que decir del señor que sólo podía reconocer a su esposa cuando portaba un sombrero en específico. 
Lo interesante de cada uno de los casos presentados por Sacks es que era investigado científicamente hasta encontrar donde estaba el fallo en las funciones neuronales del paciente. Los casos ayudaron a sentar precedentes en la ciencia neurológica para abrir nuevas rutas de investigación. Y de paso, los libros de Oliver Sacks se han convertido en la mejor referencia para entender y apreciar mejor la asombrosa máquina que es el cerebro humano.

Algunos de sus libros:
  • Despertares.
  • Un antropólogo en Marte.
  • Alucinaciones.
  • El hombre que confundió a su mujer con un sombrero.
  • Diario de Oaxaca.
  • El tío Tugsteno.
  • Migraña.
  • La isla de los ciegos al color.
  • Musicofilia.

Mas sobre la obra de Oliver Sacks: